Sembrando y cosechando


Hace unos días les hablé de la creciente importancia de una huerta familiar. No solamente es una muy buena actividad que llevar a cabo en familia, sino también va poder consumir productos…libre de agro-químicos.
Además, tener una huerta familiar contribuya muchísimo a la economía del hogar.
Hoy les quiero demostrar unas ideas de cómo sembrar, aunque no se cuente con  espacio suficiente.
En realidad no hay ninguna escusa, para no sembrar.
Lo que más me gusta particularmente en uno de estos nuevos sistemas de siembra, es que probablemente no haya un mejor uso para todas esas botellas plásticas.
En realidad todo contenedor plástico sirve. Nada más es cuestión de encontrar la planta adecuada para cada uno. Tomates y Chile dulce requieren algo un poco más grande. Culantro puedo sembrar hasta en un vaso o un tarro de yogurt.

 Se poden utilizar macetas como estas por igual. La próximas vez, que compre tomates Cherry, deje unas para sacarles las semillas y siémbralas en la maceta que tenga a mano, Una vez que la planta empieza a crecer, hay de proporcionarle un –pie amigo-, unas ramitas, una rejilla o algo, en que poder apoyarla y amarrarla,  tal como se ve en la foto.
Estas nuevas formas de sembrar se llaman; Jardines verticales, o jardines de ventana.
Nacieron, por un lado, del deseo de la gente de comer verduras sanas, sin los tan dañinos agro-químicos. Por el otro lado, son la respuesta lógica a la falta de espacio….sobre todo en las grandes urbes.


Pero igualmente se puede sembrar en botella plásticas de 2 o 3 litros.
Las matas de tomate en la foto crecen felices en una ventana de un apartamento




 Aquí se puede ver muy bien, como se utilizan las botellas, aunque en este caso se sembraron plantas ornamentales. Importante es quitar la tapa, para que el eventual exceso de agua se pueda escurrir. Al menos hay que perforar la tapa, si uno no quiere que el agua se escurra muy rápido. Ya que las dos partes encajen perfectamente, no hay peligro que los mosquitos pueden poner sus huevillos en el agua de la parte inferior.
A propósito…¡¡¡el agua que se acumula  se puede volver para regar la planta!!!

Fíjense bien en esta foto,… se dan cuenta que aquí no hay nada de tierra, todo es concreto…pero aún en un lugar así se puede sembrar y cosechar.
Miren bien…hay lechuga, cebollines, culantro…todo sembrado en botellas de refrescos. Aquí habrá que perforar unos huecos extra en la parte de la botella, que quede abajo. Si uno cuelgue las botellas de tal manera, que una esté exactamente encima de la otra, entonces se puede aprovechar que el agua de exceso de una maceta caiga en la de abajo…en el caso de la foto lo hicieron  así.
Para colgar las botellas se puede utilizar cuerda de nylon, alambre galvanizado o una cuerda hecha de bolsas plásticas recicladas y que se utiliza mucho en las bananeras. Se vende en las ferreterías a precios muy cómodos, por metro o por rollo.


Ahhh…y esto es una maravilla.
Aprovechemos estas verjas tan odiosas, que todos, por razones de seguridad debemos de tener…
Un montón de botellas plásticas unidas en torres. Para esto se corta la parte inferior de cada botella (o sea el fondo). Después hay que abrir un hueco a uno de los lados, en la parte superior, lo suficientemente grande para poder sembrar allí la plántula. Después se llena con tierra y en la parte que va a quedar arriba se inserta otra botella (con el cuello mirando hacia abajo, tal como se aprecia en la foto).
De nuevo se puede quitar la tapa o hay que perforarla, para que el agua pueda escurrirse. La torre se puede construir tan alta como uno quiere…tomando en cuenta, que hay que poder llegar a la parte alta para el riego. En el caso de la foto han puesto de último una botella con una tapa apenas perforada, para que el agua vaya cayendo lentamente, escurriéndose hasta la última botella. De nuevo, si uno no quiere que se le moje el piso, mejor poner parte de una botella vacía en el fondo, tal como se ve muy bien en las fotos de arriba.

 Aquí han preparado de una vez más botellas, nada más falta llenarlas con tierra y están listas para ser sembradas.








En esta foto se aprecia muy bien, como hay que hacer el hueco para poder sembrar…en este caso utilizaron las cajas plásticas, en los que en algunos países empaquen café o manteca, en Costa Rica se podrían utilizar las cajas de helados, por ejemplo





Aquí podemos ver, cómo proceder con una planta, que va a crecer más alto, como el chile dulce o el tomate.
En este caso se trata de unos chile dulce.
Conforme con que la planta vaya creciendo, se amarra a la botella, y a la siguiente y a así sucesivamente…
Al lado derecho vemos unos contenedores con varias plantas de lechuga, y a la izquierda unas hierbas aromáticas.
Yo no sé ustedes, pero a mí todo esto me parece una excelente idea.

A propósito….
Las semillas se pueden conseguir en los Agro-centros, algunas ferreterías o veterinarias, así como viveros. Asegúrense, que sean semillas –tropicalizadas-, las que no vengan de países con 4 estaciones, ya que estas semillas no sirven muy bien en nuestras latitudes tropicales.
En el caso del tomate y del chile dulce he utilizado desde años las semillas que vienen en estos mismos. Si por x-razón tengo que comprarlas, saco las semillas, las dejo secar unos días y luego las planto en macetas, tarros o lo que tengo a mano…
Uno puede sembrar directamente o dejar que la semilla se desarrolla primero en un recipiente más pequeño y así después solamente trasplantar las plantitas más fuertes.


Los rollos de cartón del papel H es fabuloso para sembrar. Se hacen cortes en un lado, se doblan de manera de formar una especie de fondo, se llena con tierra y listo para sembrar. Si luego voy a sembrar en una huerta más grande, lo puedo hacer con todo y rollo, ya que ese mismo se va desintegrando poco a poco en la tierra. Si voy a sembrar en una botella, tal como arriba explicado, saco la plántula con cuidado, para no dañar las raíces.

Así que…espero que les haya gustado esta sugerencia. Ojala que logré sembrar en ustedes las ganas de empezar con sus propias huertas, ya sean éstas en cajones, botellas o de la manera convencional. Háganlo por su salud, para ahorrar dinero o simplemente por diversión.
Sea la que sea la razón, siempre cosechará algo de muchísimo provecho…

1 comentario:

  1. Maravillosas ideas, las que mas me encantan son las de la huerta en un metro cuadrado y la de las botellas colgadas en la pared.

    ResponderEliminar